Drogas

Cualquier persona que enfrente cargos por drogas debe asegurarse de contratar los servicios de un abogado, ya que se le pueden imputar cargos por delito grave que permanecerán en su expediente. Los cargos por drogas pueden ser por: posesión, posesión para vender o intentar vender, contrabando, distribución y cultivo. Casi todos los cargos por drogas se clasifican como delito grave y conlleva sanciones y multas. Se considera un delito menos grave la posesión de marihuana para uso personal, así como estar bajo la influencia de drogas ilegales y la posesión de parafernalia. El gobierno federal establece ciertas categorías para la clasificación de las drogas. Los cargos y penalidades dependen de esta clasificación.

La Lista I consiste de estupefacientes que son considerados peligrosos y con un alto riesgo de adicción o dependencia, y no se ha determinado que tengan algún uso médico legítimo. Al igual que los narcóticos en la Lista I, la Lista II contiene sustancias con alto riesgo de adicción. A diferencia de las sustancias en la Lista I, la Lista II contiene drogas para las que se ha demostrado algún uso médico legítimo. El gobierno federal considera que las sustancias en la Lista III son menos peligrosas que las dos primeras clasificaciones, pero aun así pueden tener un riesgo moderado de abuso y/o propiedades adictivas. Las sustancias en la Lista III tienen usos médicos si se utilizan correctamente y bajo la supervisión de un profesional médico. Los narcóticos en la Lista IV tienen un leve riesgo de dependencia, se ha determinado que pueden tener algún uso médico legítimo y a menudo son recetados. Las sustancias en la Lista V tienen un riesgo insignificante de adicción o dependencia, pueden ser recetados y utilizarse frecuentemente con poco riesgo para el usuario.

Los delitos graves relacionados a sustancias controladas pueden conllevar serias penas de cárcel. Aunque la mayoría de los cargos por drogas se clasifican como delito grave y conllevan una condena de hasta tres años de cárcel, las sustancias en la Lista I y II se consideran más peligrosas y pueden resultar en penalidades más severas. Los cargos por sustancias en la Lista I conllevan una pena de entre 3 y 9 años de prisión. La cantidad de narcóticos en posesión al momento del arresto es un factor determinante para calcular la pena. La intención de distribuir y/o vender una sustancia clasificada en la Lista I, II o III es un delito grave y se imputará un castigo de 2 a 4 años de prisión. Toda persona que transporte, importe, venda, administre, suministre u ofrezca cometer cualquiera de estos delitos, puede recibir una condena máxima de 5 años por delito grave. Las empresas o profesionales que distribuyen narcóticos ilegalmente o sin licencia, pueden ser condenados a un año de prisión y/o recibir una multa de hasta $10,000. Si hay un menor de edad involucrado, las penalidades pueden ser mayores.  Inducir o provocar la participación de un menor con sustancias controladas puede conllevar una condena de hasta 9 años de prisión. Las multas y sanciones por drogas son mayores cuando se utiliza un arma de fuego. Por último, se tomará en cuenta cualquier historial criminal. Los criminales reincidentes recibirán sanciones más severas. Todo cargo criminal por drogas es serio. Un delito grave en su expediente afectará grandemente su futuro.

Mayra L. Garcia es una abogada de defensa criminal que provee servicios especializados a personas acusadas de Agresión, Violencia Doméstica, Tráfico Ilegal de Personas Extranjeras, Conducir Bajo los Efectos del Alcohol (DUI), Fraude, Abuso Sexual y Robo. Las oficina de Mayra L. Garcia está ubicada en el centro de San Diego y muchos de sus clientes son del Sur de California.

 

Mayra L. Garcia – Tu Abogada en San Diego

Nuestro despacho está localizado en un lugar conveniente, en el edificio Bristol Square, en 185 West F Street [la calle F oeste], en el centro de San Diego entre Front street y First avenue [entre la calle Front y la avenida Primera].