Abuso Sexual

Con más de 63,000 casos de abuso sexual infantil reportados en el año 2010, el abuso sexual es un problema nacional con graves consecuencias para todos los involucrados. Las estadísticas relacionadas al abuso sexual son alarmantes. Una de cada tres niñas y uno de cada siete niños será abusado sexualmente en algún momento de su infancia. La mayoría de los agresores son personas conocidas por las víctimas y hasta el 47% son miembros de la familia o de la familia extendida. En Estados Unidos, 1.8 millones de adolescentes han sido víctimas de agresión  sexual. Se estima que sólo el 30% de los casos serán reportados a las autoridades. Más de un tercio de todas las agresiones sexuales ocurren cuando las víctimas están entre las edades de 12 y 17 años y el 82% de todos los menores de edad son mujeres.

La sección 289 del Código Penal de California define el abuso sexual como:

  1. Todo el que cometa un acto de penetración sexual contra la voluntad de la víctima, por medio de la fuerza, violencia, coacción, amenaza o el miedo a ser lastimado.
  2. Todo el que cometa un acto de penetración sexual con un niño menor de 14 años por medio de la fuerza, violencia, coacción, amenaza o el miedo a ser lastimado.
  3. Todo el que cometa un acto de penetración sexual con un menor de edad mayor de 14 años por medio de la fuerza, violencia, coacción, amenaza o el miedo a ser lastimado.
  4. Todo el que cometa un acto de penetración sexual en contra de la voluntad de la víctima mediante amenazas de represalia contra la víctima o cualquier otra persona y habiendo una posibilidad razonable de que éste sea capaz de llevar a cabo dicha amenaza.
  5. Todo el que cometa un acto de penetración sexual con una persona que sea incapaz por motivo de incapacidad mental, desarrollo mental disminuido o personas con discapacidad física.
  6. Todo el que cometa un acto de penetración sexual cuando la víctima está inconsciente. El término “inconsciente” incluye, pero no se limita a, que la víctima esté dormida, inconsciente, intoxicada o bajo los efectos de anestesia al momento de ser victimizada.
  7. Todo el que cometa un acto de penetración sexual aludiendo al hecho de que hubo un matrimonio, cuando el matrimonio es o no fue legalmente autorizado.
  8. Todo el que cometa un acto de penetración sexual mediante la amenaza de usar su poder por ser un funcionario público.
  9. Todo el que cometa un acto de penetración sexual con personas menores de 18 años.

 

Penetración puede ser descrita como causante de la penetración, independientemente de la abertura genital o anal. La penetración puede ser con un órgano sexual o cualquier objeto, instrumento o dispositivo.

La pena por abuso sexual puede variar pero siempre será una pena severa y en la mayoría de los casos se imputarán cargos por delito grave. Las multas son evaluadas caso por caso pero pueden llegar a más de $20,000 y dar lugar a penas de tres a ocho años de prisión por el primer delito. Además, se pueden imputar cargos adicionales por los daños y perjuicios sufridos por el demandante. En casos de reincidencia, las multas y las penas de prisión aumentarán considerablemente. Con sanciones tan severas como estas, es muy importante contar con una buena asesoría legal.

Marya Garcia dirige The Law Office of Mayra Garcia ubicada en San Diego. Luego de trabajar para dos importantes bufetes de abogado, ahora ofrece servicios personalizados de acuerdo a las necesidades de sus clientes. Esta abogada litigó ante el Tribunal de Apelaciones en varias ocasiones, por lo que tiene vasta experiencia para atender los casos y juicios de sus clientes. Si le interesa, no dude en visitar nuestra página web y llenar el formulario de contacto para una consulta.

Mayra L. Garcia – Tu Abogada en San Diego

Nuestro despacho está localizado en un lugar conveniente, en el edificio Bristol Square, en 185 West F Street [la calle F oeste], en el centro de San Diego entre Front street y First avenue [entre la calle Front y la avenida Primera].